spot_img

26.3 C
Santo Domingo
sábado 13, julio, 2024

Sexo de una noche: cómo disfrutarlo sin contraer infecciones (más allá del preservativo)

El sexo siempre entraña riesgos, aunque lo hagamos con nuestra pareja. No obstante, el peligro es aún mayor cuando intimamos con una persona a la que conocemos poco, pues no sabemos nada acerca de su estado de salud, lo que nos puede llevar a contraer infecciones de transmisión sexual (ITS).

Al respecto, según los últimos informes realizados por el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) en el año 2022, existe un aumento preocupante de los casos de ITS como la gonorrea, sífilis y clamidia.

Desde el mismo centro se hizo un llamamiento a la puesta en marcha de planes de prevención, facilitación de pruebas y tratamientos y un mayor énfasis en la educación sexual.

Los peligros del sexo de los que no te hablan: de poder provocar cáncer a causar infertilidad

«El 10 de junio se presentó por parte del director general de Salud Pública y Equidad en Salud, Pedro Guillón, la nueva campaña del Ministerio de Sanidad para prevenir las infecciones de transmisión sexual en jóvenes, cuyo objetivo es ‘evitar que en 2030 las infecciones se conviertan en un grave problema de salud pública‘, recuerda la psicóloga y sexóloga de Diversual Lucía Jiménez a THE OBJECTIVE.

Te puede interesar: Camacho afirma decisión en caso Medusa es señal de legalidad en acuerdos del MP

Ante tal panorama, «es normal que enfrentarse a un one night stand o sexo de una noche, en castellano, pueda dar algo de miedo. Es una rifa con bastantes papeletas para terminar coleccionando alguna ITS. Cuando no existe el tiempo ni la confianza para realizarse unas analíticas completas que permitan cerciorarse del estado de salud propio y de las demás personas, es normal que se quiten un poco las ganas de correr un riesgo tan grande con alguien que quizás no vuelvas a ver».

¿Cómo podemos enfrentarnos al sexo de una noche sin contraer una ITS?

«Tenemos que tener muy claras cuáles son las vías de transmisión, y a partir de ahí, poner todas las medidas de protección necesarias, evitar las prácticas de riesgo y ser un poco creativos para tener un sexo divertido independientemente de las limitaciones», afirma Jiménez.

La experta recuerda que la clamidia, gonorrea y sífilis se contagian por medio del contacto genital, recto y sexo oral, «por lo que cualquier tipo de penetración, contacto directo entre genitales o felación/cunnilingus lo puede contagiar». En el caso de la sífilis, «se producen llagas que además de situarse en los genitales o el recto, pueden estar en la boca y los labios, por lo que un beso profundo y prolongado podría llegar también a ser una vía susceptible de transmisión».

Cómo llevar el 'cunnilingus' a otro nivel con el método Kivin (y tener el orgasmo asegurado)

Para evitar cualquier tipo de contagio mediante un beso, la sexóloga nos recomienda evitar hacerlo cuando la otra persona tenga alguna heridita o llagas abiertas visibles.

Asimismo, aboga por las barreras de protección, que «son indispensables a la hora de mantener cualquier tipo de relación sexual con una persona que no se conozca, o que tenga diversas parejas sexuales.

Además, recomienda usar los preservativos y las barreras de látex para el sexo lésbico o el cunnilingus, los cuales «tiene que ser de uso obligado. Sin esta medida, nos exponemos a una infección y enfermedad».

sexo

¿Qué otras cosas podemos hacer para evitar el contagio?

La sexóloga aboga por dar una vuelta a lo que entendemos por sexo:

  • Podemos «restregarnos con otras personas mientras bailamos y rozar nuestros genitales de forma que nos estimule», aunque llevemos la ropa puesta.
  • Podemos «jugar con la mente de la otra persona diciéndole todo lo que nos gustaría que nos hiciera o que querríamos hacerle, o relatarle la forma en la que nos masturbamos».
Por qué deberías masturbarte (o tener sexo) por las mañanas, antes de ir al trabajo
  • Si llegamos a desnudarnos, podemos «masajear todo el cuerpo de la otra persona, y disfrutar de una noche de masturbación conjunta, y utilizar juguetes sexuales (limpiados a conciencia previamente y después) para penetrar anal y vaginalmente, simular sexo oral y provocar descargas en todas las zonas sensibles del cuerpo».
  • Utilizar geles que produzcan sensaciones, como los lubricantes efecto frío y calor, o los vibradores líquidos, así como los aceites de masajes. Podemos jugar con los olores mediante los inciensos y perfumes de feromonas.
  • «Hacernos amigos de la imposibilidad de practicar el coito o un contacto genital directo, para provocar más excitación y deseo, y desencadenar orgasmos muy intensos, mediante estímulos como las caricias, las miradas y las palabras».

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img

Relacionado

- Advertisement -spot_img

Deja un comentario