Inicio NACIONALES Periódico El País con reportaje sobre la violencia machista que afecta a...

Periódico El País con reportaje sobre la violencia machista que afecta a República Dominicana

178
0
Compartir

Anibel González, de 30 años, fue asesinada a tiros por su marido Yasmil Fernández delante de sus tres hijas. Él se suicidó. Sucedió el 31 de agosto cuando él acababa de salir de prisión después de intentar matarla a cuchilladas dos años antes. Este es el guion de muchas historias de violencia de género. Esta en concreto podría haber pasado desapercibida en su país, República Dominicana, pero no lo ha hecho. La ejecución de las hermanas Mirabal por el dictador Trujillo en este país en 1960 fue el origen de la celebración del día contra la violencia de género el 25 de noviembre. 60 años más tarde, otro feminicidio ha vuelto a marcar a la sociedad dominicana.

“Este caso ha removido a la sociedad porque es paradigmático para mostrar todo lo que funciona mal en este país contra la violencia machista. Siempre se intenta culpar a la víctima, pero en este caso no han encontrado el modo de hacerlo. A pesar de que siguió todas las indicaciones que dan las autoridades, como denunciar y separarse, acabó muerta. Este final muestra los fallos del sistema”. El resumen lo hace Virtudes de la Rosa, profesora universitaria que dirige el Instituto de Género de la Universidad de Santo Domingo, la mayor del país.

Publicidad

Mientras habla, de fondo, un grupo de manifestantes ultima los preparativos para la concentración que cada lunes, desde que Anibel fue asesinada, se produce frente a la Procuraduría General de Justicia de República Dominicana, en la capital. En el suelo han colocado carteles que denuncian las deficiencias contra las que que cada vez más voces se alzan en el país. En general, muchas de las críticas se dirigen al machismo que, según diversas asociaciones, sigue existiendo en la policía y en el sistema judicial.

En los últimos 14 años el país admite 1.295 feminicidios; España, que cuadruplica la población dominicana, suma 955 en el mismo periodo

Una de las situaciones más absurdas es que a veces se entregan las órdenes de alejamiento a las mujeres para que sean ellas las que se las notifiquen a sus agresores. “Aquí todavía es normal escuchar que en cosas de marido y mujer no hay que meterse”, apunta De la Rosa. Como ejemplo de este machismo, un reciente informe de Amnistía Internacional apuntaba incluso que “la policía en la República Dominicana viola, golpea, humilla y maltrata verbalmente a las trabajadoras sexuales para ejercer control social sobre ellas y castigarlas por transgredir las normas sociales de feminidad y sexualidad aceptables”.

En los últimos 14 años el país admite 1.295 feminicidios; España, que cuadruplica la población dominicana, suma 955 en el mismo periodo. A pesar de que la cifra que reconoce el Gobierno es de por sí alta, otros organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) consideran que es todavía mayor. Esta entidad calcula que en los últimos nueve años se contabilizan 1.795 mujeres asesinadas en República Dominicana. Estas cifras colocan al país entre los primeros puestos en una región que ya de por sí es violenta. Un total de 25 países de América Latina acumulan 3.529 feminicidios solo en 2018.

Ajena a esta disparidad en los números, la Procuraduría General de la República aseguró hace no mucho que en lo que va de año se han registrado 62 asesinatos de mujeres, un 25% menos que el año anterior. Todo el mérito lo atribuyen a las medidas del plan contra la violencia de género en el país.

Tres retratos y una ministra

El despacho de la ministra de la Mujer se ubica justo encima de la oficina de la primera dama. Los retratos de las hermanas Mirabal ocupan un lugar protagonista en el despacho de Janet Camilo. “Se ha avanzado mucho en los últimos años, aunque obviamente queda por hacer. Hemos conseguido que se vea que esto no es un problema íntimo, ya no se habla de crimen pasional, por ejemplo. Falta mucha sensibilización a los ciudadanos, jueces y fiscales incluidos. Todavía hoy muchas mujeres pagamos con la vida el hecho de dejar de amar a alguien. El 90% de los asesinatos de mujeres que registramos son a manos de exparejas”, apunta la ministra.

Camilo se centra en el caso de Anibel: “Hay mucho cuento”. La ministra se refiere a todas las informaciones que se han publicado sobre un supuesto fraude en la firma del acuerdo que dejó en la calle al agresor. “Fue una decisión de ella por más que te quieran decir. Anibel decidió que se hiciera un acuerdo para liberar a su exmarido, su propio papá cuenta que accedió porque en la escuela le decían a sus hijos que dónde estaba su papá y ella no quería que los niños le recriminaran. Hay que seguir trabajando con las mujeres porque aún tenemos la idea de que los hijos están antes que nuestra propia vida”.

Un estudio de Oxfam en República Dominicana basado en 352 encuestas y otras tantas entrevistas en profundidad apunta algunas de las claves de estas actitudes machistas: el 63% de los hombres jóvenes ve normal gritar a sus parejas y el 83% de ellos piensa que el rol principal de la mujer es ser madre.

Algo se mueve. En todo el país han surgido en los últimos años iniciativas y grupos de trabajo para luchar por la igualdad. Muchos de ellos formados precisamente por gente joven. Franklyn Gómez (24 años), Ysmel Alcántara (19 años) y Estefanía de la Cruz (24 años) son tres estudiantes de la Universidad de Santo Domingo y forman parte de la iniciativa #Resetéate. Desde hace un año imparten talleres, lanzan campañas a través de las redes sociales y se manifiestan para concienciar sobre este problema.

“Aquí sigue existiendo la mentalidad de que una mujer cuando dice que no es porque se está haciendo la difícil, que fingen que no les gusta que les digan cosas por la calle pero en realidad sí. También sigues escuchando: ‘Tan bonita que era, seguro que era infiel y él perdió la cabeza”, resume De la Cruz. “El tema del control es muy fuerte. Las mujeres sufren más desempleo y están peor remuneradas aquí, eso hace que les cueste más dejar una relación”, apunta Alcántara. “Y muchas veces la manera de librarse de un agresor es empezar una relación con otro hombre para que te proteja”, completa.

A principios de octubre se presentó la primera encuesta realizada en el país sobre violencia contra las mujeres. Algunos de los datos que muestra son escalofriantes: el 71% de las mujeres en el ámbito rural declaró haber experimentado algún tipo de agresión, en las zonas urbanas este porcentaje es del 69%. El 23% aseguró que había sufrido algún tipo de violencia psicológica en el ámbito público y el 45% en el privado. El 44% de las dominicanas ha sido víctima de alguna agresión sexual.

“Lo que vemos como culturalmente aceptable en esta encuesta proviene de una percepción equivocada de lo que es ser hombre”, detalla José Antonio Mejía, especialista del Banco Interamericano de Desarrollo y uno de los autores del estudio. “La encuesta nos dice que de cada 100 casos de violencia solo el 6% es denunciado. Esto muestra que todavía hay una gran reticencia de las mujeres a denunciar a su pareja o ex. De ello deducimos que muchas veces las instancias policiales siguen sin estar preparadas, no puedes decirle a una mujer después de registrar la denuncia que ya puede marcharse a su casa porque ahí es donde está su agresor”, señala. Mejía apunta también a la relevancia de tener datos fidedignos: “Solo así podremos conocer la magnitud real del problema. Y muchas veces la información se genera cuando hay presión”.

Realizado por Patricia Peiró

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here