Muere Luis Eduardo Aute, icono de la música de autor española

Madrid, España (AFP).- Luis Eduardo Aute, compositor de clásicos como “Al alba”, artista polifacético e icono de la canción de autor española, falleció este sábado en Madrid a los 76 años.

Reverenciado en España como en América Latina, Aute es conocido por canciones como “De alguna manera”, “Las cuatro y diez”, “Sin tu latido” o “Al alba”, este último convertido en un himno antifranquista para la generación que vivió el fin de la dictadura y la transición a la democracia.

Aute se encontraba retirado de los escenarios desde que en agosto de 2016 sufrió un infarto que lo obligó a ser operado en Madrid y dejó muy afectada su salud. Por entonces tuvo que suspender una importante gira por Latinoamérica, con la que debía celebrar sus 50 años de carrera.

Aute se encontraba retirado de los escenarios desde que en agosto de 2016 sufrió un infarto que lo obligó a ser operado en Madrid y dejó muy afectada su salud. Por entonces tuvo que suspender una importante gira por Latinoamérica, con la que debía celebrar sus 50 años de carrera.

Pese a su retirada siguió no obstante presente entre sus fans. En diciembre de 2018 se le hizo un sonado homenaje en Madrid, en el que participaron los grandes nombres de su generación como Silvio Rodríguez, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Joaquín Sabina y Víctor Manuel.

Su último disco, “De la luz y la sombra”, una grabación de conciertos anteriores en México y Madrid, se publicó en noviembre de 2018.

– Variado y prolífico –

El también poeta, pintor y cineasta nació en 1943 en Manila, donde su padre, barcelonés, trabajaba para Tabacos de Filipinas y conoció a su madre, filipina de ascendencia española.

Aute se trasladó a España a los ochos años, y a los 16 hizo en Madrid su primera exposición individual de pintura, una pasión que lo llevó a exponer también a lo largo de su vida en Francia, Italia, Brasil o Estados Unidos.

A los 15 aprendió a tocar la guitarra eléctrica, y tras varios éxitos con sencillos, en 1968 publicó “24 canciones breves”. Durante su carrera sacó más de treinta discos al mercado y cantó junto a Sabina, Serrat o la Nueva Trova Cubana formada por Pablo Milanés, Silvio Rodríguez y Amaury Pérez.

Más allá de la canción de autor, en los últimos años colaboró incluso con el rapero Haze (“Juego de niños”, 2008). Como poeta, reunió su obra de cuatro décadas en “Toda la Poesía” (Espasa, 2017).

En el mundo del cine compuso bandas sonoras para películas dirigidas por Jaime Chávarri y Luis García Berlanga, entre otros, y también dirigió “Un perro llamado Dolor” (2001), un largometraje de animación donde homenajea a sus maestros del arte (Goya, Velázquez, Duchamp, Picasso o Frida Kahlo) y que le llevó cinco años de trabajo y cerca de 4.000 dibujos a lápiz.

Las reacciones a su fallecimiento no se hicieron esperar este sábado. La SGAE lo definió como un “genio indiscutible de la música popular en español”.

“‘Quien no tenga sueños que se disponga a tener dueños’. Descansa maestro”, escribió el cantante Alejandro Sanz en su cuenta de Twitter.

“La música española pierde a un referente de varias generaciones”, dijo por su parte Loquillo.

“Se ha ido uno de los más grandes autores”, abundó el cantautor español Ismael Serrano. “Tuve la suerte de estar a su lado unas cuantas veces. Doy gracias la vida por esa oportunidad. Yo trataba de aprender de él. De su honestidad, de su compromiso e independencia”.

Fuente AFP.