spot_img

26.7 C
Santo Domingo
sábado 20, julio, 2024

La guerra entre Israel y Hamás arrecia en Gaza en espera de nuevas negociaciones

Territorio Palestino.- Israel mantuvo el sábado su ofensiva terrestre y aérea en Gaza, tras anunciar que enviaría una misión a Doha para proseguir las negociaciones con vistas a una tregua con Hamás y a la liberación de los rehenes en manos del movimiento islamista palestino.

La comunidad internacional muestra por otro lado preocupación por el riesgo de que el conflicto de Gaza se extienda a la frontera norte de Israel, donde los duelos de artillería entre el ejército y el Hezbolá libanés son cotidianos.

El Hezbolá, un poderoso movimiento respaldado por Irán y aliado de Hamás, anunció el sábado que lanzó «drones explosivos contra un sitio militar» en Beit Hillel, en el norte de Israel, donde sonaron las sirenas antiaéreas.

El ejército israelí indicó por su lado que interceptó «un objetivo aéreo sospechoso» y dio parte de la caída de «artefactos hostiles» en esa localidad. También indicó que llevó a cabo bombardeos contra «objetivos terroristas de Hezbolá» en el sur de Líbano.

Israel señaló el viernes que persisten «diferencias» en las negociaciones indirectas con Hamás –mediadas por Catar, EEUU y Egipto –, pero que enviará una delegación a Doha la semana próxima para «continuar las conversaciones».

El jefe del Mosad (los servicios de inteligencia israelíes), David Barnea, mantuvo el viernes reuniones en Doha, después de que Hamás presentara nuevas «ideas» para alcanzar un alto el fuego.

En nueve meses de guerra, los combates en Gaza solo se interrumpieron durante una tregua de una semana a finales de noviembre.

Las mediaciones topan desde entonces con las exigencias incompatibles entre sí de ambos bandos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyah,u afirma que el conflicto continuará hasta «la destrucción de Hamás y la liberación de todos los rehenes».

Hamás, en el poder en Gaza desde 2007, exige por su lado un alto el fuego permanente y una retirada total de las tropas israelíes del territorio palestino.

El conflicto estalló el 7 de octubre, cuando comandos islamistas mataron a 1.195 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a 251 en el sur de Israel, según un recuento de la AFP basado en datos oficiales israelíes.

El ejército israelí estima que 116 personas permanecen cautivas en Gaza, 42 de las cuales habrían muerto.

En respuesta, Israel lanzó una ofensiva que ya ha dejado 38.098 muertos, también civiles en su mayor parte, según el Ministerio de Salud de Gaza, gobernado por Hamás desde 2007.

La ONU ha alertado de las «desastrosas» condiciones en la que sobreviven los 2,4 millones de habitantes de la Franja, sin agua ni comida debido al asedio impuesto por Israel. Además, un 80% de la población se ha visto desplazada por el conflicto.

Palestinian youth share a bike as they cycles past buildings destroyed in previous Israeli bombardment, in the Sheikh Radwan neighbourhood, north of Gaza City on July 3, 2024, amid the ongoing conflict between Israel and the militant Hamas group. – Israel’s military said on July 3, it was conducting raids backed by air strikes in northern Gaza, killing «dozens» of militants in an area where it had declared the command structure of Hamas dismantled months ago. (Photo by Omar AL-QATTAA / AFP)

«Los escombros nos cayeron encima»

Al menos 87 personas murieron en las últimas 48 horas en Gaza, según el ministerio de Salud del gobierno de Hamás. Los bombardeos israelíes alcanzaron tanto el norte como el centro y el sur del enclave.

«Estábamos durmiendo cuando de repente nuestra casa fue alcanzada. Los escombros nos cayeron encima», contó Mohamad Abu Marahil tras un bombardeo en Nuseirat, un campo de refugiados en el centro del territorio.

Al menos diez personas, entre ellas tres periodistas locales, murieron en esta localidad, informaron los rescatistas.

La oficina de prensa de Hamás indicó que otro periodista murió en Ciudad de Gaza, en el norte. Los combates no dieron tregua en el barrio de Shujaiyia, en el este de la ciudad, donde las tropas israelíes realizan una operación terrestre desde el 27 de junio.

El ejército israelí afirmó haber eliminado a «miembros terroristas de Hamás» y destruido «armas e infraestructuras» del movimiento palestino, considerado como organización terrorista por Israel, la Unión Europea y Estados Unidos.

En Rafah, fronteriza con Egipto, en el sur de la Franja, el ejército indicó que eliminó «células terroristas» y destruyó «varios túneles» de Hamás.

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img

Relacionado

- Advertisement -spot_img

Deja un comentario