spot_img

29.1 C
Santo Domingo
sábado 13, abril, 2024

Combates entre Israel y Hamás en los alrededores del mayor hospital de Gaza

Territorios Palestinos, AFP.- El ejército israelí lanzó este lunes una operación en el mayor hospital de la Franja de Gaza y en sus alrededores, con testigos informando de ataques aéreos y presencia de tanques cerca de este complejo donde se refugian miles de civiles.

La operación en el hospital Al Shifa, en la ciudad de Gaza (norte), se produce paralelamente a los esfuerzos por alcanzar una tregua en la guerra entre Israel y Hamás, que comenzó hace más de cinco meses.

El jefe de los servicios de inteligencia israelíes, el primer ministro de Catar y altos cargos egipcios tienen previsto reunirse el lunes en Doha para continuar las negociaciones, indicó a la AFP una fuente próxima al caso.

La guerra fue desencadenada el 7 de octubre por el sangriento ataque de Hamás en el sur de Israel, donde sus combatientes mataron a unas 1.160 personas, en su mayoría civiles, según un balance de la AFP basado en cifras oficiales israelíes.

Los islamistas también secuestraron a unas 250 personas. Israel afirma que 130 siguen retenidas en Gaza, de las cuales 33 habrían muerto.

En respuesta, Israel prometió «aniquilar» a Hamás, al que considera como organización terrorista al igual que Estados Unidos y la Unión Europea.

El ministerio de Salud de Gaza, gobernado por el movimiento islamista, afirma que la ofensiva israelí ha matado a 31.726 personas en el territorio palestino hasta ahora, entre ellas 81 en las últimas 24 horas.

El ejército israelí anunció el lunes que 250 soldados han muerto desde el inicio de la ofensiva terrestre en Gaza, el 27 de octubre, el último durante la operación en Al Shifa.

Evacuación “inmediata” 

Esta operación “se basa en informaciones que indican la utilización del hospital por terroristas de alto rango” de Hamás, indicó el ejército, que pidió a la población que evacua “inmediatamente el área hacia el oeste” y tomará la carretera de la costa “hacia el sur, hasta la zona humanitaria de Al Mawasi”.

Los combates comenzaron poco antes del amanecer alrededor del hospital, que el ejército había asaltado el 15 de noviembre.

Desde el inicio de la guerra, el ejército ha realizado operaciones en varios hospitales del territorio palestino, acusando a Hamás de usar las instalaciones como centros de mando.

Testigos confirmaron a la AFP “operaciones aéreas” en el barrio de al Rimal, donde se encuentra el hospital. Según algunos residentes, «más de 45 tanques y vehículos blindados de transporte de tropas israelíes» entraron en la zona.

“Los soldados han identificado a terroristas disparando desde varios edificios del hospital. Los soldados respondieron a los terroristas y alcanzaron a varios de ellos”, indicó el ejército israelí.

El hospital funciona al mínimo y con un equipo reducido. Menos de un tercio de los hospitales del territorio, asediado y al borde de la hambruna, funcionan, y sólo parcialmente, según la ONU.

En Rafah, ciudad del extremo sur, los cerca de 1,5 millones de palestinos que se hacinan allí, según la ONU, viven con temor a una ofensiva terrestre.

“Ninguna presión internacional impedirá que alcancemos todos los objetivos de nuestra guerra”, reiteró el domingo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, asegurando que no lanzará la operación “dejando a la población atrapada allí”.

“Gaza era antes de la guerra la mayor prisión a cielo abierto. Ahora es el mayor cementerio a cielo abierto”, deplora el lunes el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell.

Ayuda humanitaria amenazada

Ante la intransigencia de ambas partes, los mediadores internacionales — Estados Unidos, Catar y Egipto — tratan de alcanzar una nueva tregua como la que se selló a finales de noviembre. 

El grupo islamista dijo estar dispuesto a aceptar una tregua de seis semanas y a liberar a 42 rehenes israelíes a cambio de la excarcelación de entre 20 y 50 palestinos por rehén.

También exige la “retirada del ejército de todas las ciudades y zonas pobladas», el «regreso de los desplazados” y la entrada diaria de 500 camiones de ayuda humanitaria a Gaza, según uno de sus dirigentes.

Netanyahu aseguró que no aceptará ningún acuerdo «que debilite a Israel y le impida defenderse».

Israel controla la ayuda que entra en el enclave, principalmente desde Egipto por Rafah, pero los insumos que llegan a la población son insuficientes.

Un informe respaldado por la ONU indicó el lunes que 1,1 millones de palestinos se enfrentan al nivel más grave de inseguridad alimentaria.

“La hambruna es inminente en las provincias del norte” y se prevé que ocurra de aquí a mayo si no se toman medidas urgentes, según la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF).

La oenegé Oxfam afirmó el lunes que Israel impide “deliberadamente” la entrada de ayuda, en violación del derecho internacional humanitario, y denunció protocolos de inspección “injustificadamente ineficaces” y “ataques contra el personal humanitario”.

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img

Relacionado

- Advertisement -spot_img

Deja un comentario