Arrestan a productor de Hollywood por fraude con fondo de ayuda por la pandemia

Los Angeles, Estados Unidos | AFP.- El exjefe de una productora de cine fue arrestado este viernes en Los Ángeles por su supuesto papel en un fraude por 30 millones de dólares relacionado con un fondo creado para ayudar a empresas durante la pandemia.

William Sadleir, de 66 años, fue detenido por agentes federales del FBI y otras fuerzas policiales después de ser acusado por la justicia de California y Nueva York.

La Fiscalía de Los Ángeles sostiene que Sadleir –exjefe de la distribuidora de películas independientes Aviron Pictures– solicitó préstamos por más de 1,7 millones de dólares de un fondo federal creado por la crisis del nuevo coronavirus.

Sadleir supuestamente mintió en estas aplicaciones diciendo que todavía tenía un papel en Aviron.

“Inmediatamente después de recibir los fondos, una cantidad significativa fue desviada a las cuentas personales de Sadleir y utilizada para gastos personales”, señaló la denuncia.

Parte del dinero se utilizó para pagar las tarjetas de crédito American Express de Sadleir y su esposa, así como para pagar un préstamo de auto, según el documento.

En otra denuncia penal presentada en Nueva York se le acusa de participar en múltiples planes fradulentos relacionados con las inversiones en Aviron Pictures y sus afiliadas.

Los fiscales allí acusaron a Sadlier de transferirse ilícitamente 25 millones de dólares en fondos de Aviron y de usar 14 millones del total para comprar una residencia en Beverly Hills.

“Llegó a hacerse pasar por una empleada de una empresa falsa con sede en Nueva York que creó para fomentar su actividad ilegal”, dijo William Sweeney Jr, director adjunto del FBI en Nueva York.

Sadlier, que fundó Aviron, fue destituido como alto ejecutivo a finales del año pasado.

La compañía ha distribuido películas como “After: aquí empieza todo”, “Obsesión” y la franquicia de terror “Los extraños”.

Si es condenado por los cuatro cargos de fraude en California, Sadlier encara 82 años de prisión.

Los cargos en Nueva York -dos de fraude electrónico y uno de robo de identidad agravado- representaran otros 42 años tras las rejas.

jz/jt/gfe

© Agence France-Presse