Booker y Durant exhiben poderío en triunfo de los Suns contra los Bulls

0
52
Kevin Durant (#35) realiza una "bandeja" para anotar dos puntos contra Chicago Bulls, en el United Center. (Foto: Jeff Haynes/NBAE via Getty Images/AFP)

Chicago (EFE).- Devin Booker anotó 35 puntos este viernes y Kevin Durant superó a Oscar Robertson en la tabla de máximos anotadores de la NBA con sus veinte puntos, en el cómodo triunfo de los Phoenix Suns por 125-104 en el campo de los Chicago Bulls.

En su segundo partido con la camiseta de los Suns, después de ser incorporado en febrero procedente de los Brooklyn Nets, Durant aportó veinte puntos, nueve rebotes y seis asistencias, con siete de diez en tiros y un contundente 24 de ‘plus-minus’ que resume su impacto en el partido.

Durant, que sigue gestionando minutos tras ultimar su recuperación de un esguince en el ligamento colateral tibial de su rodilla derecha sufrido el 9 de enero, aumentó su tiempo en pista, con casi 31 minutos por los 26 de su estreno en el campo de los Charlotte Hornets, cuando metió 23 puntos.

El líder anotador de los Suns, cuartos en el Oeste (35-29), fue de nuevo un Booker en tremendo estado de forma. Aportó 35 puntos, con seis triples, cinco rebotes y seis asistencias.

La constante amenaza que representa junto a Durant quita presión a un Chris Paul que firmó un doble doble de once puntos y diez asistencias, sin necesidad de forzar nunca sus tiros y con la libertad de dar ritmo a sus compañeros.

Además, con la defensa de Chicago enfocada en Durant y Booker, Josh Okogie selló 25 puntos, trece de ellos en los primeros seis minutos, con cinco triples.

Los Bulls aguantaron un tiempo. Se fueron al descanso por delante 64-60 tras un 16-1 final en el segundo período, pero no tuvieron recursos para mantener ese ritmo todo el partido.

DeMar DeRozan fue el mejor con 31 puntos y Zach LaVine le apoyó con 27 puntos. El equipo es undécimo (29-35), con los Washington Wizards décimos (30-32).

Sus ambiciones de clasificarse para el ‘play-in’ no pasan por duelos contra los ‘grandes’, sino por citas como la próxima, también en el United Center, contra los Indiana Pacers.

DURANT Y BOOKER ABREN ESPACIOS PARA OKOGIE

Los Bulls dedicaron un constante dos para uno a Durant y, fue Okogie quien se benefició de los especios para un brillante comienzo de partido, con trece puntos en seis minutos, a los que se sumó Booker con los 16 primeros puntos de su recital.

Si contener defensivamente las estrellas de los Suns es prácticamente imposible, los Bulls tuvieron el mérito de mantener muy altos su porcentajes en tiros. Arrancaron con un cinco de cinco y, liderados por un gran DeRozan, consiguieron evitar que los Suns se escaparan.

Durant anotó sus tres primeros tiros y superó en el primer período, con tiro en suspensión, los 26.710 puntos de Oscar Robertson, en un nuevo paso en su legado en la NBA.

Con Booker y Durant haciendo daño, y Chris Paul repartiendo asistencias a placer, los Suns consiguieron trece puntos de margen en el 52-39 de la apertura del segundo cuarto, pero sus problemas llegaron cuando ‘KD’ estuvo sentado en el banquillo.

LOS BULLS AGUANTAN UN TIEMPO

Los Bulls aprovecharon sus minutos de descanso, abundantes en ese segmento para evitar sobrecargarle tras su reciente lesión, para construir un contundente parcial de 16-1, culminado con un 10-0 final que permitió una vibrante remontada.

DeRozan seguía anotando de todas posiciones y LaVine aumentó el nivel y culminó su crecumiento con un maravilloso triple que envió a los Bulls al descanso por delante 64-60.

DURANT Y BOOKER IMPONEN LA LÓGICA

Sin embargo, con Durant en la pista, los Suns no tardaron en reactivarse y sellaron un 34-21 en el tercer período, iluminado por catorce puntos de Booker que volvió a poner nueve puntos de distancia entre los dos equipos.

Tres tempraneros triples de Booker y otro de Durant abrieron una brecha en el luminoso y los Bulls no consiguieron mantener los porcentajes vistos en la primera mitad.

Booker hurgó en la herida de unos Bulls a los que se le acabó la gasolina y Durant consiguió tres libres por una falta de Williams para subir el 105-93. Fue Paul, que hasta ese momento se había dedicado a asistir, en sentenciar virtualmente el choque con el triple del 117-100 a falta de 2.44 minutos para el final.

Deja un comentario