El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) valoró como positiva la disposición del presidente Luis Abinader de permitir la realización de cultos religiosos, mediante la derogación del artículo 10 del decreto 740-20.

El pastor Feliciano Lacen, presidente de la entidad, expresó que las iglesias no son un foco de contagios porque hasta el momento han cumplido con el protocolo sanitario dispuesto por el Ministerio de Salud Pública.

Asimismo, hizo un llamado a los religiosos a seguir cumpliendo con las medidas establecidas por las autoridades para combatir el coronavirus en el país.

El mandatario ordenó mediante el decreto 265-20 que se permita la reapertura de las iglesias tres veces a la semana, guardando los horarios establecidos para el toque de queda y acatando los protocolos sanitarios por el covid-19.


Comentarios de Facebook