Inicio DEPORTES José Ramírez debería ser JMV

José Ramírez debería ser JMV

76
Compartir

Por Manuel Díaz

La temporada 2017 del béisbol de las Grandes Ligas llega a su fin para fines de estadísticas, récords, reconocimientos y premios; los cientos sesenta y dos (162) juegos de serie regular ya son historia, por lo que debemos reconocer las grandes actuaciones de los jugadores dominicanos y es por ello que le dedico estas líneas al mejor quisqueyano, el multifacético de la pelota, @MrLaPara, José Ramírez.

El diminuto (al compararlo con el average y prototipo atleta de béisbol) pelotero quisqueyano que pertenece a los Indios de Cleveland (allá) y a los Toros del Este (aquí) no va a ser seleccionado el Jugador más Valioso de la Liga Americana por múltiples creencias, análisis montados y “limpiasaquismo” periodístico.

Ahora bien, debería serlo, por ser el eje de la maquinaria de los Indios, por ser el “yo resuelvo” del equipo, por ser el de mayor rendimiento con relación a sus expectativas, por cosas tan fáciles de entender como su versatilidad en el juego.

Dicen, cuando alguien quiere darle fuerzas a sus ideas sobre un premio, “si lo quitas del equipo, llegan igual?”… Pues no, José Ramírez fue la bendición de la “tribu”, la sorpresa, jugando 152 partidos y 645 apariciones al plato y 585 turnos.

Se mencionan varios que seguro lo superarán: Mike Trout de Anaheim, Aaron Judge de Yankees, José Altuve de Houston. Pero, y por qué?

De los cuatro antes mencionados, cual ha tenido la temporada inesperada, las estadísticas sorprendentes, los numeritos de ensueño con relación a sus características de juego… Sólo el dominicano Ramírez.

Altuve ya es un pelotero probado ganador de título de bateo; Judge, aunque novato, con proyección de jonronero estelar y producción ejemplar; Trout toda una estrella del negocio con aura de perfección… Y José? Hace historia con sus 56 dobles, líder de ambas ligas, se proyectó eso?

Sus 29 cuadrangulares, anotar 107, remolcar 83 y ser tan oportuno como para batear de tercero y cuarto bate o “protector” de Edwin Encarnación, tampoco se proyectó.

El nuestro, el de Quisqueya, el de Baní, ha tenido una campaña consistente por encima de los 300 puntos de bateo y terminando con .318, 17 robos, solo 69 ponches, 6 triples y en total 186 hits.

Alrededor de sus tres rivales de liga, las expectativas estaban creadas para ser excelentes, sorprendentes, sublimes, superbas temporadas y así mismo ha sucedido, pero se equivocaron con Ramírez.

WILD PITCH: José Ramírez es tan valioso para los Indios que jugó y “resolvió” en la intermedia y la tercera base, ya antes ha jugado en los jardines… Su versatilidad y buena defensa donde quiera que lo coloquen le da el toque de Más Valioso… Ha sido usado desde segundo a sexto bate, nunca primero, nunca de cola.

PASEDBALL: En el 2016 totalizó 565 turnos al bate, 84 anotadas, 176 hits, 46 dobles, 3 triples, 11 jonrones, 76 remolques, 22 robadas y .312 de average… En el 2017 a los 564 turnos al bate superaba la mayoría de sus estadísticas: 101 carreras, 179 hits, 51 dobles, 6 triples, 29 jonrones, 81 empujadas, 16 estafas y .317 de bateo.

PONCHADO: Desde ya Ramírez no cuenta con las relaciones públicas de su equipo dado que no es la estrella y principal figura ofensiva, mucho menos la segunda… La distinción de los periodistas en general no le favorece, pues no es figura mercadeada aún… Menos es “santo de la devoción” de los que votan para elegir los ganadores a los principales premios… Trout, Altuve y Judge son los favoritos de los colegas cronistas.

BASE INTENCIONAL: Si termina del 1 al 3 en el Premio Jugador Más Valioso de la Liga Americana seguirá siendo sorpresa, pero merecidísimo puesto… Desde ya le dicen que se conforme con el cuarto lugar, igual un logro histórico dado que el año pasado terminó en el puesto 17… Y si lo gana, nadie puede decir que fue un regalo, porque numeritos tiene, y razones sobran… GAME OVER!